El cannabidiol (abreviado como CBD) es uno de los componentes activos de la marihuana, cuya proporción en el extracto vegetal del cannabis alcanza el 40%. A diferencia del tetrahidrocannabinol, que también se encuentra en la planta, el CBD no tiene ningún efecto sobre la psique. No provoca alucinaciones ni euforia, pero al mismo tiempo es capaz de regular los estados de ansiedad de los pacientes y ayuda a agilizar los procesos cognitivos. El CBD también tiene un efecto anticonvulsivo y puede utilizarse como sedante. Los científicos israelíes también han confirmado el hecho del efecto estimulante del CBD en la formación de tejido óseo, lo que sugiere su posible uso para pacientes con fracturas. Además, están investigando activamente la eficacia del CBD en el tratamiento de enfermedades oncológicas.

Hoy en día, a pesar de los beneficios clínicamente probados del CBD en el tratamiento de una amplia gama de patologías, esta sustancia causa mucha controversia en la comunidad científica. Se ha demostrado que el cannabidiol es seguro para el cuerpo humano. Los estudios realizados tanto en animales como en pacientes confirman este hecho. Al mismo tiempo, también se sabe que el CBD puede potenciar los efectos psicoactivos del THC cuando interactúa con el tetrahidrocannabinol.

Más: Aceite de CBD, Gummies de CBD, Aceite de CBD para Vapear.

This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán) Italiano